LA LEYENDA DEL ‘PEPPERONI’

¡Algo que está desterrado en nuestra carta y que nos hace partimos de risa! Aunque en España es casi ya una tradición escandalizarse cada vez que en Inglaterra les da por versionar un plato, si hay una cocina que puede presumir de ‘maltrato’ internacional es la mediterránea. La TV, el cine, los anuncios… muchos dan pie a pensar que, por ejemplo, los spaghettis con albóndigas son algo italomediterráneo cuando más bien, es algo curtido en NY. Algo parecido pasa con el pepperoni, un embutido de cerdo que fue bautizado así en Estados Unidos y que (ojo, aquí viene la confusión) Italia suena casi igual que “pimientos”. La pizza de pepperoni no es típica de la gastronomía italiana.

 

Un momento, ¿pepperoni no significa nada en italiano? Efectivamente, así es. Este es un término inventado por los italo-americanos para denominar un producto similar al salami o al chorizo y que, posiblemente, debe su nombre al uso del pimentón. Peperoni (con una p) por seguir por esta rápida lección de gramática italiana, es el plural de pimiento (peperone). Resuelto el misterio lingüístico, la cosa se complica un poco más si vamos al mercado o a un restaurante y, con nuestro mejor acento napolitano, pedimos pepperoni. ¿Pero el embutido o una ración de pimientos? Depende de donde estemos, la respuesta será una u otra.

 

¿Por qué demonios hay algo parecido a chorizo en mi pizza con pimientos?, sería la pregunta que mejor resume el tema. Si el cliente italiano en cuestión es además vegetariano o vegano, la diversión ( o no, claro) está doblemente asegurada. En fin, volviendo al protagonista de este post, el matiz es que que Italia el pepperoni es un ingrediente muy usado y se llama salame o salsiccia secca. Hay unas 40 variedades diferentes, algunas muy populares como la finocchiona, salame milano o la lucanica… ¿Qué os parece? Ante tal confusión en el Miami, vuestro CIAO MIAMI decidimos que ninguna de nuestras pizzas entraría en conflicto con este debate mundial y que, sin embargo, nos esforzaríamos en poner a vuestra disposición otros ingredientes igual de sugerentes para conseguir conquistar vuestro paladar… pulsad AQUÍ 😉